3 Tipos De Personas Que Limitan Tu Éxito Y Cómo Lidiar Con Ellas

Escrito por: Enrique Delgadillo

factor-168Jim Rohn decía “Te vas a terminar convirtiendo en el promedio de las 5 personas con quienes pasas más tiempo”

He descubierto que las implicaciones de ese concepto son ENORMES.

El día que decidí dejar de escuchar las voces negativas y creencias limitantes (tanto de otras personas como mías) y simplemente seguir mi pasión, la forma en que cambiaron mis relaciones, la calidad de mis amistades, y por supuesto mi nivel de ingreso financiero se multiplicaron exponencialmente.

Rodearte de las personas correctas es crucial para crear las cosas que quieres en tu vida.

Esto a veces implica deshacerse de ciertas personas, dejar de frecuentarlas, o en su defecto buscar una forma de desactivar su negatividad.

No siempre es fácil deshacernos de las voces negativas, ya que muchas veces están en nuestra familia o son amigos que frecuentamos seguido.

Entonces aquí tienes los tres tipos de personas que te van a intentar detener de conseguir lo que quieres, y cómo lidiar con ellos de una vez y por todas… para que seas libre de crear tu vida increíble…

1)  La víctima

Esta es una de las personas más peligrosas de tener en tu vida.

Una de las funciones principales de nuestra mente es la de mantener congruencia entre lo que creemos y lo que vemos en el mundo… o sea hacer que el mundo exterior se parezca lo más posible a nuestro mundo interior.

Esto nos da seguridad, el saber que las cosas son como las creemos nos hace sentir seguros, porque así no tenemos que salir de nuestra zona de confort para cambiar algo.

Un ejemplo,  si yo tengo un sueño de emprender un negocio, pero no lo creo posible por mis creencias personales de que las oportunidades son limitadas, probablemente no voy a hacer gran cosa para poner un negocio.

Con tal de no cambiar, me convenzo solito de que el problema está fuera de mí y que no puedo hacer nada.  Me convenzo de que algo allá afuera tiene que cambiar para poder tener lo que yo quiero.

“Es la economía la que tiene que mejorar, no yo”

“Es mi pareja la que tiene que cambiar, no yo”

“Es mi genética que no me deja bajar de peso, no yo”

Dicho sea de paso que este es un mecanismo que cualquier persona debe aprender a dominar si quiere ser exitosa.

Pero suponiendo que tú ya estás tomando responsabilidad por tu vida y estás decidido a crear una vida increíble; tener a una persona víctima en tu vida sólo te va a detener.

“Una persona víctima siempre hará lo posible por mantener tu compañía dentro de su propia miseria.  Pero ese no es tu problema.”

Tomemos el mismo ejemplo… si yo creo que no hay oportunidades de negocio, y de pronto tú decides emprender.. eso es peligroso para mí.

¿Qué sucede si te va bien?

¡Estarías amenazando mi realidad y mi sistema de creencias!

Entonces antes de que eso suceda, voy a tratar de convencerte de que no lo hagas.

Te voy a decir que es imposible, que para qué lo intentas, que es difícil y sólo es una pérdida de tiempo.  Te voy a hablar de lo terrible que sería perder tu dinero.  Te voy a decir que las personas que tienen éxito financiero sólo lo logran robando y engañando.

Hago esto porque si pones un negocio y te va bien, entonces me veo forzado a cuestionar mis creencias.  Eso es muy incómodo.

Es más fácil jalar a alguien para abajo que intentar subir con ellos, verdad?

Una persona víctima siempre hará lo posible por mantener tu compañía dentro de su propia miseria.  Pero ese no es tu problema.

Tenemos que deshacernos de estas personas (o cuando menos desactivar su negatividad en tu presencia) y la mejor forma que yo he encontrado de hacerlo es así…

1-  Cuando esa persona te diga que está muy difícil o imposible hacer lo que quieres, o te dice que los que lo hacen son malos o cualquier cosa así, date cuenta de algo…

…te lo está diciendo porque él o ella no se cree capaz.  No tiene nada que ver contigo o con las demás personas.

2-  Dile esto… “Así es, voy a fracasar terriblemente, es parte del plan, quiero tener esa experiencia, no te preocupes por mí”.

3- Si te empieza a juzgar y decir que eres “x” o “y” cosa, dile “Sí, esa es la intención.  Quiero ser eso.”

Lo acabas de desarmar.

Cuando esto sucede, estas personas típicamente toman dos caminos… si realmente te quieren, te apoyarán o por lo menos te dejarán en paz… pero habrá personas que se alejan de ti, y esto está perfectamente bien.

2)  El protector

Estas son algunas de las personas más difíciles de hacer a un lado, porque muchas veces son las personas que más te quieren, y tienen miedo de verte fracasar.

Es la madre que le dice a su hija (esto realmente se lo dijeron a una amiga mía) “Ese niño está muy guapo para ti, mi amor, esos siempre son infieles”.

Es el padre que le dice a su hijo “Mejor consigue un trabajo seguro que te dé de comer, hijo, ¿para qué te arriesgas?”

Es el amigo que te dice “No les creas a las mujeres, todas son crueles y te van a romper el corazón”.

Te quieren.  No quieren verte sufrir.  Y se están basando en sus propias experiencias y su propio dolor para tratar de protegerte.

Pero aquí también tenemos que entender algo, lo siguen haciendo por ellos, no por ti.

No quieren verte sufrir porque ellos sufrirán en el proceso.

“Cuando las personas somos parte de un proceso, se vuelve nuestro, y entonces apoyamos y esperamos un resultado exitoso”

Ellos no entienden una cosa que tú sí:

Lo que hace que la vida valga la pena vivirse son las experiencias, las aventuras, los obstáculos que aprendemos a superar.

Sin esto la vida se vuelve un monótono día a día:  Despierta, trabaja, come, duerme, repite.  En pocas palabras, te dedicas a sobrevivir… y no a vivir.

Sin retos que superar no disfrutamos los éxitos.

No es ningún misterio que dos de cada tres personas que se ganan la lotería terminan igual que como estaban antes o peor después de un par de años.

Un hombre al que no le cuesta trabajo conquistar a una mujer, se aburrirá rápidamente y pondrá su atención en otros retos que conquistar.

Una mujer que no encuentra reto y propósito en su relación se aburrirá y es la causa de depresión en muchas mujeres que viven en su “jaula de oro”.  Tienen todo, pero nada tiene sentido.

Cuando no existe el reto y el crecimiento, cuando las cosas son fáciles y nos son entregadas en bandeja de plata, no las valoramos igual.

Es más cómodo esperar que todo sea fácil, pero eso sólo lleva a comodidad, que no es lo mismo que felicidad.

Cuando despertamos y nos damos cuenta de que la felicidad no es un destino al que se llega sino la forma de viajar, empezamos a viajar con felicidad no importa qué estamos haciendo.

Los fracasos y el crecimiento son parte esencial del éxito.  Te reto a que encuentres una pareja feliz que lleven años juntos y te digan que nunca han tenido diferencias, o a que encuentres a una persona financieramente próspera que nunca haya hecho una mala inversión.

Cuando entendemos esto, podemos dejar a estas personas protectoras tranquilas haciendo lo siguiente…

  1. Hazle saber que estás feliz haciendo lo que haces.  Dile que tienes un plan.  Dile que no serás feliz haciendo cualquier otra cosa… y que sólo te drenaría tu espíritu y tu entusiasmo por la vida.
  2. Hazlos parte del proceso, cuéntales tus victorias pequeñas, muéstrales tu plan, el camino.  Cuando las personas somos parte de un proceso, se vuelve nuestro, y entonces apoyamos y esperamos un resultado exitoso.  Es lo que sucede cuando vemos películas.  Queremos que el protagonista tenga éxito porque fuimos parte de su proceso, su lucha, su pérdida, y sus victorias.

Al igual que las personas víctimas, los protectores también toman su decisión de apoyarte, o simplemente dejarte en paz.

3)  El quejumbroso

Es increíble la forma en que a veces nos retroalimentamos todos los días con información negativa.

Hay personas que lo primero que hacen en su día es prender la televisión o el radio para enterarse de cuánta porquería produjo el mundo mientras dormían.

¡Con razón los ves enojados en el tráfico y deprimidos cuando llegan a trabajar!

Eso no estaría tan mal si su nube gris se quedara sobre ellos… pero hay un problema:

La energía negativa se contagia.

Por eso debemos aprender a lidiar con los quejumbrosos, y de ser posible eliminarlos de nuestras vidas.

Para estas personas que -como ya habrás adivinado- se la pasan quejándose de todo y de todos, es algo muy lógico el quejarse.

Si estoy viendo que todo está mal, pues entonces me voy a quejar de que todo está mal… no?

Lo que estas personas no han notado es que:

  • Quejarse no sirve de absolutamente nada más que para validar sus propias circunstancias, y…
  • Quitan la energía de las personas con quienes entran en contacto

Esta es la típica persona que llega a la oficina o a la reunión quejándose de su pareja, o de sus hijos, o de cómo la economía está en el hoyo, o de cómo el gobierno es corrupto…

Son las personas que cuando les preguntas como están, te dicen “pues ahí más o menos, ya ves, trabajando mucho para ganar poco” o “pues ahí llevándola que la situación está bien difícil”.

Resulta que cuando interactuamos con una persona tenemos dos opciones… elevar su energía o quitarle energía… y estas personas deciden inconscientemente hacer lo segundo.

“Lo que hago yo es simplemente mostrar mi lado más entusiasmático y positivo delante de ellos, eso generalmente los repele…”

Entonces ¿qué hacemos para lidiar con estas pesronas?

Bueno en caso de poder dejar de frecuentarlos, siempre es lo más recomendable… pero cuando son personas con las que vivimos o con quienes trabajamos es más difícil, pero esto siempre es efectivo:

1- Muchas veces estas personas ya se quejan por default, es un hábito, y ni cuenta se han dado de que lo hacen una y otra vez.  Entonces el primer paso es -con todo el tacto del mundo- decirles que cada vez que se expresan negativamente sobre algo, se hacen menos agradables.

Esto generalmente es suficiente para que la persona cuide sus comentarios… a nadie le gusta ser rechazado, entonces tratarán de cambiar sus comentarios o comportamiento, por lo menos cuando estés presente.

2- Estas personas típicamente buscan estar con otras personas que también se quejan, porque eso valida sus propias creencias y acciones.  Pero tienden a alejarse de las personas positivas.

Entonces lo que hago yo es simplemente mostrar mi lado más entusiasmático y positivo delante de ellos, eso generalmente los repele… los sacas de su zona de confort y eso no les gusta.

Es una forma muy diplomática de decir “te alineas conmigo, o te quitas de mi camino”.

Ellos decidirán qué quieren hacer.  A veces deciden lo segundo, y eso está perfectamente bien.

Tip Ninja:

Cuando yo empecé a hacer videos para YouTube para inspirar y ayudar a otros a entender sus propias mentes y crear vidas excelentes, ya sabía algo que un maestro me dijo alguna vez:

…que si no estás haciendo enojar a algunas personas, es que no estás haciendo nada grande en el mundo.

Siempre habrán personas que se incomoden con tu éxito, pero ese no es problema tuyo.

Ten en cuenta que te vas a topar con estas personas, es inevitable… pero cuando sabes que algo va a pasar, te da seguridad, y ahora tienes las herramientas mentales para desactivarlos…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *