Ventas es una carrera de alto nivel y de alto prestigio

Antes de que termine el año, quiero que realmente reflexiones sobre lo importante que eres en este maravilloso mundo de ventas, porque a veces el día a día nos come y perdemos (o se nos opaca) la clara visión de lo que es ser un vendedor y lo que es vender.

Primero recuerda que ventas es una carrera, no es una chamba mientras buscas y encuentras un trabajo “con un sueldo estable y seguro”. Dado eso, dedícate a este mundo de ventas al 100%, porque no hay nada más seguro y estable para ti que la creencia en ti mismo. Creerlo es el primer paso en tu camino de alto éxito, alto rendimiento, altos resultados  y altos ingresos ©.

Hermanos, grábense esto: ¡Ventas es una carrera de alto nivel y de alto prestigio!

Ponte a pensar y verás que no existe un negocio con la historia y la jerarquía que hay en ventas, porque ventas ha prevalecido desde que el primer ser humano hizo su primer trueque hace miles de años.

Yo no conozco otro negocio que haya existido sin interrupción desde hace miles de años como el de ventas. Me llama la atención, porque no importa la distancia, el tiempo, la geografía, el país más poderoso del momento, la tecnología existente o el producto, siempre ha existido el mundo de ventas. Y mientras un ser humano tenga pulso y respire, mientras un ser humano requiera obtener algo, siempre habrá la necesidad de ventas.

Por lo tanto, que te quede claro: estás en un mundo de pocos que ayudan a muchos.

Estás en un mundo muy privilegiado porque… ¡Nada funciona sin ti!

¿No me crees? Analiza esto: ¿Qué facturan si no vendes?, ¿Qué administran si no vendes?, ¿Qué reparan si no vendes?, ¿Qué fabrican si no vendes? Pregúntale a cualquier dueño de su empresa qué es lo que más busca y en el fondo -y en sus miles y variantes formas- te dice: “Quiero más lana.” Eso quiere decir, requiere más ventas.

 No me mal entiendas, no digo que facturación, administración, reparación, y fabricación no son importantes. ¡Por supuesto que lo son! Pero sin ventas, su razón de existir muere porque el primer paso en generar ingresos y utilidades es vender. Puedes tener las facturas más bonitas, la administración más eficiente, las reparaciones de la más alta calidad, así como la fabricación de los mejores procesos y productos, pero si no vendes todo lo anterior mencionado se acabó. Te repito: ¡Nada funciona sin ti!

Ahora, después de felicitarte ¡Ubícate!

No esperes que, los que no están en ventas, te lo agradezcan constantemente ni de vez en cuando. No esperes que mañana cuando llegues a la chamba te reciban con alfombra roja y te aplaudan. No esperes que te digan (por verdadero que sea): “Gracias a ti, mi vida es mejor”.

¡Al contrario!, lo más probable es que te tomen por hecho.  Y personas dentro y fuera del medio hasta te van a decir cosas como: “¿Estás en ventas?, ¿No estudiaste una carrera?”

¡Relájate, guarda tu ego y deja de ser sensible! No importa eso.

Entiende que, cuando te dicen eso, es bueno. Porque detrás de todas esas palabras jamás se te debe olvidar que tus ingresos tienen que ver con resultados, no tiempo. Es decir a ti te pagan por vender, a otros les pagan por cumplir con su cuarenta y pico de horas por semana. Eso quiere decir que para ti no hay limite a tus ingresos. Tú decides cuanto vales y ganas de acuerdo a tu actitud, esfuerzo, conocimiento, dedicación, persistencia y persuasión. ¿Quieres un aumento? Vende uno más. ¿Quieres un muy buen aumento? ¡Vende cinco más!

Ventas es la mejor pagada de las carreras cuando vendes y es la peor pagada de las carreras cuando no vendes. Y lo más padre es que tú lo decides.

Pero si te vas a enfrascar en tu actitud de “pobrecito de mi” porque no te valoran, porque no te aprecian y apoyan, porque no saben cuanto te esfuerzas y porque no entienden los sacrificios que haz hecho, mejor ahórrate el sufrimiento y salte del mundo de ventas.

A otros les vale un bledo eso y a ti te toca entender que eso es parte del precio a pagar. Ojo: El éxito no es fácil. Si lo fuera, todo mundo lo tendría. Por lo tanto no andes buscando ni esperando el reconocimiento de los demás. Si te llega, ¡Excelente, disfrútalo! Si no te llega, dátelo tú y disfrútalo. Punto.

Ahora, ¡Cierra 2011 con broche de oro!

Te quedan unas semanas para realmente mostrar qué puedes hacer y quién eres verdaderamente. Tu chamba es dar el resultado, entonces hazlo a pesar de todo. Y míralo por lo que es: ¡Un cierre de año espectacular o un comienzo de año 2012 increíble!… o las dos cosas.

Te deseo mucha salud, felicidad y éxito para ti y tus seres queridos.

Recuerda: Tu éxito es tu responsabilidad. ©

Nos vemos en la trinchera.

Graham

4 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *