Los 8 Pasos de Vendedores Exitosos

La gran mayoría de vendedores argumentan que quieren cambiar y mejorar pero pocos realmente lo logran. ¿Por qué? Porque cambiar y mejorar es algo incómodo. Es decir, es incómodo responsabilizarte por todo y a pesar de todo, es incómodo practicar, es incómodo hacer bien, lo que no quieres hacer y hacerlo constantemente.

Que te quede clara esta realidad:

Cambios cuánticos comienzan con pequeños pasos hechos a través de la constancia y la disciplina propia.

Por lo tanto, el deseo de cambiar y mejorar tiene que ir acompañado de acciones y hábitos aplicados para que ese sueño se convierta en realidad.

A continuación te comparto lo que hemos visto que le funciona a los vendedores exitosos.

Paso 1: Acepta tu Responsabilidad.

Tú eres el responsable de tus éxitos, de tu felicidad, de tu actitud y de tu vida. ¡Asume esa responsabilidad! Nadie más lo hará por ti. Evita culpar a terceros y a la suerte y no estés enfocándote en “el porqué no.” Comprométete a triunfar a pesar de todo y entiende esto: las oportunidades son para aprovecharlas, no para rechazarlas.

Paso 2: Dedícate a Aplicar, Practicar y Perfeccionar lo que Aprendes. DAPPA©

En todos nuestros cursos, conferencias y pláticas, cantamos la misma canción. ¡Practica por adelantado! Es sumamente importante. La mayoría de las personas que no mejoran es porque no hacen lo suficiente para mejorar y cambiar. Dedícate cada día a aprender algo nuevo y a aplicar eso que aprendes. ¡No esperes que otros te traigan, o te lleven (ve Paso 1)! Si no te capacitan en tu chamba, capacítate tú, lee los libros que debes leer, paga con tu dinero y asiste a los cursos que quieras ir fomentando tu desarrollo y crecimiento.

Paso 3: Se dominante en los puntos básicos y fundamentales de tu profesión.

Para vender bien, no requieres tener un talento extraordinario, pero sí tienes que hacer las cosas básicas y fundamentales extraordinariamente bien todos los días. Debes comprender que son los pequeños pasos en el proceso los que te llevan a obtener grandes resultados. Por eso, conviértete en un experto en las pequeñas cosas. Deja de buscar atajos y disciplínate a seguir fielmente el proceso.

Paso 4: Enfócate en desarrollar relaciones genuinas y a largo plazo con cada cliente.

El acto de vender, a fin de cuentas, tiene que ver con el factor humano. Que te quede claro: es una persona la que vende y es una persona la que compra. Mientras más y mejor te conocen, más te quieren, entonces vas a vender más y mejor. Por eso, el vender todos los días a prospectos fríos es mucho más  difícil que venderles a clientes existentes que ya te quieren , ya te conocen y que confían en ti.  Si le ven des a tu cartera, ganas una fortuna. Tu na pertsona que vende y es una persona que compra. Mdifícil que venderles a clientes existentes que ya te quieren, ya te conocen y que confían en ti. Si le ven des a tu cartera, ganas una fortuna. Tu na pertsona que vende y es una persona que compra. Mdifícil que venderles a clientes existentes que ya te quieren, ya te conocen y que confían en ti.  Si le ven des a tu cartera, ganas una fortuna. Tu na pertsona que vende y es una persona que compra. Mdifícil que venderles a clientes existentes que ya te quieren, ya te conocen y que confían en ti. Si le vendes a un prospecto frío, te ganas una comisión. Si le vendes a tu cartera, te ganas una fortuna.

Paso 5: Elimina el factor “miedo” de tu profesión y de tu vida.

En ventas, lo que define si un vendedor hace lo necesario para vender  frecuentemente tiene que ver con su nivel de miedo. Es decir, el miedo define si preguntas lo necesario y lo importante. El miedo define si eres persuasivo, si persistes, si pides el cierre, si das el seguimiento adecuado, si logras interesar al prospecto en maneras convincentes y si manejas objeciones de maneras efectivas. Mientras que el factor “miedo” esté presente en tu mundo de ventas, te va forzar a tomar decisiones y pasos que no necesariamente son para el bien de tu venta. Esos pasos normalmente los tomas para evitar los miedos y a la vez te frenan inevitablemente.

Paso 6:  Utiliza tu tiempo de forma productiva.

Excelentes vendedores explotan su tiempo en maneras productivas. Es decir, se enfocan en aprovechar al máximo su tiempo para generar ingresos y en dar resultados. Por ejemplo, buscan maneras de presentar más su producto, hacen más llamadas, más visitas y más citas, así como realizan más demostraciones ante sus prospectos.  Es una constante en que la mayoría de vendedores que no venden bien, de una forma u otra, tampoco trabajan bien. No utilizan su tiempo a beneficio de su billetera. Se la pasan “esperando”. Esperando que alguien entre al piso, que alguien les llame, que alguien les resuelva su venta o mes. Cada día debes tener una visión clara (metas y objetivos) del “qué, cómo, cuándo y porqué” de tu día. Vender excelentemente bien, normalmente no es una casualidad, ni una ocurrencia de suerte, proviene de una serie de procesos ligados a buenos hábitos. Planea tu trabajo y trabaja tu plan.

Paso 7: Valoran su trabajo y profesión como si fuera su negocio.

“Vendedores de alto rendimiento, alto éxito, altos ingresos y altos resultados” © son profesionales que ven su chamba como su negocio, ¡porque lo es! Es su tiempo, su conocimiento, su entrega, su empeño y su dinero. Imítalos. Nada más porque no te apellidas como el dueño del distribuidor y no tienes tu nombre en la entrada, no quiere decir que no sea tu negocio. Tienes que tomar tu carrera en serio. Comprométete a la excelencia y mentalízate que es imposible fracasar entregándote totalmente a los pasos del éxito.

Paso 8: Cuídate.

Suena obvio, ¿no?

Cuida tu salud física y mental. Cuida tu reputación, cuida con quién andas y con quién te juntas. Cuida lo que le dices a los prospectos y a tus clientes existentes, pero sobre todo, ¡Cuida lo que te dices a ti! Cuida tu dinero y gasta menos de lo que ganas. Cuida tus relaciones personales, profesionales y sociales a largo plazo. Cuida tu visión positiva del futuro y cuida tu actitud positiva.

En ventas, como en la vida, no hay atajos. Paga el precio o pagarás las consecuencias.

Recuerda, tu éxito es tu responsabilidad©.

Nos vemos en la trinchera.

GrahamRoss Training©

 

 

 

 

One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *